Sistemas de alarma

Conoce las diferentes clases de alarmas


ALARMA SIMULADA

Una alarma simulada es, realmente, una alarma falsa que no advierte de intrusiones ni transmite señales de ningún género. La meta de quienes instalan dispositivos simulados de alarma es fingir que la vivienda o negocio en cuestión está protegido por un sistema de seguridad completo cuando, realmente, no es de ese modo. Las alarmas simuladas se componen de diferentes piezas que imitan los diferentes dispositivos de una alarma. Al estar formada por dispositivos falsos que no marchan, la única misión de una alarma simulada es ejercer un efecto disuasivo sobre los intrusos y que éstos renuncien en su pretensión de hurtar en el inmueble.

No obstante, muchos ladrones son capaces de distinguir sencillamente las alarmas reales de las alarmas simuladas. De este modo, las alarmas falsas pueden producir un efecto opuesto al deseado. Además de esto, se puede destacar que no es legal instalar ciertos elementos que emulen los de las alarmas reales; las placas disuasivas de las empresas más importantes, por servirnos de un ejemplo, no se pueden instalar si no se ha contratado el servicio de la compañía en cuestión.

ALARMA DISUASORIA CON SIRENA

Se trata de una equipo disuasorio que lo puede instalar uno mismo, que emite una señal acústica en caso de un salto de alarma. Existen muchos modelos diferentes y pueden encontrarse a través de internet, en grandes almacenes y en ferreterías. El equipo incluye varios tipos de detectores que funcionan con pilas interna o se pueden enchufar a la red eléctrica.

Actualmente, podemos encontrar muchos tipos de alarmas disuasorias con sirena. Su función es alertar con el sonido que emite que se está produciendo un intento de hurto. Su instalación es bastante sencilla normalmente, ya que podemos atornillar los sensores y dispositivos a la pared o pegarlos en las ventanas.

ALARMA SIN CUOTAS

Se trata de un sistema de alarma autoinstalable que, en la mayoría de los casos, necesita una tarjeta SIM (que deberá costear el usuario) para que se envíe un aviso al propietario en caso de un salto de alarma. Otros modelos funcionan mediante conexión WiFi.

Normalmente constan de un kit que incluye varios tipos de detectores que funcionan a pilas o enchufados a la red eléctrica. Su instalación es muy sencilla, ya que sus componentes se colocan a la pared o se pegan en las ventanas.

Como norma general, las alarmas sin cuotas forman parte de sistemas de control domótico que el dueño puede manejar desde su su teléfono móvil. Estas alarmas se pueden comprar en grandes almacenes, a través de internet o en ferreterías.

ALARMA CONTECTADA A CENTRAL RECEPTORA Y A POLICÍA

Hablamos de un sistema de alarma que podemos adquirir mediante la contratación de los servicios de seguridad de varias compañías especializadas del sector.

Su característica principal es la conexión a una central receptora de alarmas (CRA) desde la que los avisos de intrusión que envían las alarmas de los clientes son monitorizados. Desde la central de alarmas se analizan estos avisos y se procede a llamar a la policía, en caso de considerar el salto de alarma como una intrusión.

Para que desde una central de alarmas se pueda dar aviso a la policía, la ley actual obliga a que los saltos de alarma sean verificados a través de imágenes o por el salto de 3 o más dispositivos de detección colocados en diferentes áreas del inmueble.

Compara ahora y elige la mejor alarma

en solo 60 segundos